REVISIÓN SISTEMÁTICA
Stanley R. Coggan: un heróico piloto de la Segunda Guerra Mundial, en la Sociedad Argentina de Oftalmología
Trabajo de investigación histórica

Dr. Ricardo D. Wainsztein
Médico oftalmólogo. Instituto de la Visión, Ciudad Autónoma de Buenos Aires


ricwains@gmail.com
Recibido: 30/10/2020
Aceptado: 11/11/2020


RESUMEN
Luego de setenta y cinco años de haber finalizado la Segunda Guerra Mundial, el heroísmo de miles de argentinos que lucharon como voluntarios en Europa contra el régimen nazi es desconocido por muchos. Encontramos que uno de ellos fue el Sr. Stanley R. Coggan, quien trabajó en tareas administrativas en la SAO durante el bienio 1985-1986.

Palabras clave: Stanley, Rowland, Coggan, Segunda Guerra, pilotos, héroes, voluntarios argentinos, oftalmología.

ABSTRACT
Seventy years after the end of the Second World War (WWII), the heroism of thousands of
argentine volunteers that fought in the war against the nazi regime remains unknow to
many. We found that one of them, Mr. Stanley R. Coggan, worked on administrative chores
at the Argentine Society of Ophthalmology.

Keywords: Stanley, Rowland, Coggan, Second World War, pilots, heroes, argentine
volunteers, ophthalmology.


INTRODUCCIÓN
La investigación histórica no finaliza nunca, y siempre se pueden realizar hallazgos muy
interesantes. Durante nuestro estudio sobre la historia de la Sociedad Argentina de
Oftalmología (SAO) publicado en 2016 1, expresábamos que al momento de escribirla, los
libros de actas de la fundación de la SAO se encontraban extraviados.
En base a ellos, en 1986 el Dr. Humberto Pérez había escrito su trabajo “Hechos notables
de la Sociedad Argentina de Oftalmología, primera parte: 1913-1942” 2.
Se nos había asegurado que el Dr. Pérez los había devuelto a la Sociedad, pero no se
encontraban en la biblioteca, por lo cual recurrimos en aquel momento a los libros de actas
de la Asociación Médica Argentina (AMA).

LA RECUPERACIÓN DE LOS LIBROS
La SAO se mudó de su sede de la calle Viamonte 1464 a la actual de Viamonte 1465 en
1993. Hace pocos días, durante el transcurso del Congreso del Centenario, desarrollado
entre el 4 y el 8 de septiembre, se anunció la compra de una gran residencia para la nueva
sede, sita en la calle Marcelo T. de Alvear 2051, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Como sabemos, es común que durante las mudanzas se extravíen algunas cosas, en forma
transitoria o definitiva. En febrero del presente año, ordenando documentación antigua, la
Sra. Silvina Ferreyra –secretaria de la SAO– halló esos tres volúmenes fundacionales perdidos, lo cual nos colmó de alegría. Dentro del primero de ellos, el Dr. Pérez había adherido a la contratapa de delante una pequeña nota firmada, alertando sobre la importancia de los libros, y agradeciendo la gentileza del préstamo por parte del entonces
presidente de la SAO, Dr. Hugo Dionisio Nano.

UN NOMBRE FAMILIAR
Dentro del primer libro, hallé la fotocopia de una esquela de acuse de recibo de la devolución de los libros a la SAO, con el membrete del Centro Argentino de Estrabismo del Dr. Pérez, firmada por el Sr. Stanley R. Coggan, con el sello de “gerente”, lo cual me sorprendió. Como entusiasta de la aviación, y admirador de los pilotos voluntarios
argentinos héroes de la Segunda Guerra Mundial, he seguido durante años la cuenta del Sr. Claudio Gustavo Meunier en la red social Twitter, quien publicaba frecuentemente los antecedentes y homenajes a varios de esos pilotos de edad centenaria, por lo cual ese nombre me resultó muy familiar. Revisar los tweets del Sr. Meunier, historiador domiciliado en Bahía Blanca, alentaron mi presunción, y me comuniqué con él, quien con
gran generosidad me brindó los datos de contacto y fotos de época del Sr. Coggan, quien
nació en la localidad de Remedios de Escalada (Provincia de Buenos Aires) hace 96 años.
(Figs. 1 y 2).


Figura 1:
Stanley Coggan en su casa de Lomas de Zamora. Crédito: Ignacio Coló / La Nación 5.


Figura 2:
Stanley Coggan exhibe sus insignias de la Royal Air Force (RAF). Per Ardua Ad Astra (“A través de la adversidad, hacia las estrellas”). Crédito: Ignacio Coló / La Nación 5.

Me hubiese encantado reunirme personalmente con él, pero en medio de este período de
ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio del país) debido a la pandemia de Covid-19, me tuve que conformar con mantener amenas charlas telefónicas con el Sr. Coggan y su hijo Daniel (Danny), que me permitieron confirmar su paso por la SAO durante la presidencia del Dr. Nano. Las mismas fueron complementadas con datos proporcionados por el Dr. Hugo Dionisio Nano, la Lic. María Eugenia Nano, el Dr. Mario Pérez Genovesi, el Dr. Gustavo Piantoni, el Dr. Tomás Pförtner y el Lic. Raúl Escandar.
El Sr. Coggan nos relató que en 1986, estando ya jubilado, respondió a un aviso publicado –colaborando con la SAO– por el Sr. Klaus Pförtner en el periódico The Buenos Aires Herald, solicitando un asistente administrativo para la Sociedad. Fue así que se desempeñó durante dos años en el cargo de gerente, tal como aparece en los números de Archivos de Oftalmología de Buenos Aires (Fig. 3).


Figura 3:
Comisión Directiva de la SAO, bienio 1985-1986.

En la carta de despedida a los socios, reseñando su gestión como presidente de la SAO, el Dr. Nano detallaba: “Nombramos un gerente que depende de los socios y está a su servicio” 3. La Comisión Directiva 1985-1986 de la SAO estaba integrada por los siguientes miembros: Dr. Hugo Dionisio Nano (Presidente), Dr. Mario Pérez Genovesi
(Vicepresidente), Dr. Gustavo Piantoni (Secretario), Dr. Atilio Lombardi (Tesorero) y Dr. Emilio Grigera (h) (Secretario de Actas).
Stanley y Daniel recordaron vívidamente haber concurrido al Curso Anual de Perfeccionamiento SAO de 1986, que tuvo lugar en el Plaza Hotel entre el 30 de julio y el 1º de agosto, coordinado por el Dr. Lemuel Nazar, al cual también asistí. Asimismo, Stanley hizo alusión a las agradables charlas que mantenía con el Sr. Klaus Pförtner, de quien guarda un amable recuerdo.
Un héroe de la Segunda Guerra Mundial
Unos cuatro mil argentinos, entre ellos cuatrocientas mujeres (una de ellas, la pilota quilmeña Maureen Dunlop), se presentaron como voluntarios para combatir contra Alemania en la Segunda Guerra. Mayormente descendientes de británicos, pertenecían a todas las clases sociales. Las hazañas de estos valientes han sido descriptas en detalle en los libros publicados por el Sr. Claudio G. Meunier 4, y en los portales del diario La Nación 5 e Infobae 6, entre otros medios. Cientos de ellos fueron pilotos, instructores de vuelo, bombarderos, comandos de fuerzas especiales y oficiales.
En el reportaje de La Nación, Coggan contó que en 1942, a los 18 años de edad (Fig. 4), le dijo a su padre -a su vez, voluntario en la Primera Guerra Mundial- que se ofrecería para ir a combatir a Europa. Ante la consulta de si antes de partir ya era piloto, nos contó que aprendió a volar en diferentes bases de la Fuerza Aérea Canadiense en diversas ciudades de ese país, y fue instructor de pilotos. Luego fue transferido al teatro europeo, operando desde Inglaterra. Durante el transcurso de la guerra, piloteó para la RAF (Royal Air Force) 14 misiones en bombarderos Halifax, y 15 misiones en bombarderos AVRO Lancaster (Fig. 5).


Figura 4:
El joven Stanley Coggan. (Reproducida con autorización del Sr. Claudio G. Meunier).


Figura 5:
Stanley Coggan en el River Plate House (Londres), al recibir un paquete de sus padres para la Navidad de 1944.(Reproducida con autorización del Sr. Claudio Meunier 4).

Las misiones de bombardeo se repartían entre las desarrolladas por los norteamericanos (de día, en formación) y los británicos (de noche, dispersos porque no se podían ver entre sí en la oscuridad, precedidos de un avión guía). Las misiones estaban coordinadas por el Bomber Command (Comando de Bombardeo), que incluía a aviones y tripulaciones provenientes de diferentes países. El Bomber Command podía situar en un momento a mil bombarderos sobre Alemania, en misiones altamente peligrosas. Fue así que se perdieron 12000 aviones y 55500 tripulantes, convirtiéndose en la unidad británica con mayor porcentaje de muertos 7.
El Sr. Coggan nos reiteró los avatares de su última misión. Su avión fue alcanzado por las esquirlas del fuego enemigo, averiando uno de los motores, dentro de cuyo carenado estaba la bahía del tren de aterrizaje, que entonces ya no podía bajar. El Comando le ordenó acuatizar en el Canal de la Mancha, a lo cual él les replicó que todavía tenía suficiente combustible para regresar (I´ve got juice!, tengo jugo!), por lo cual se le indicó volar hacia una base aérea dotada de las características para poder realizar aterrizajes forzosos, por el tipo de pista y los equipos de rescate con que contaba. Coggan le ordenó a los tripulantes aligerar el peso de la aeronave desprendiéndose de todo lo posible, hasta de los cojines de los asientos (ditch! ditch!, arrojen, arrojen!), y sobrevivieron al aterrizaje. Pero el impacto del mismo lo dejó herido de la columna y la pierna, debiendo permanecer en el hospital durante un mes.
Cuando le manifesté su condición de héroe, me respondió enfática y al mismo tiempo humildemente: “¡Nada de héroes, fuimos miles a hacer lo que debíamos hacer!”. Le dieron la baja en julio de 1946, y al mes ya estaba de regreso en Buenos Aires (Fig. 6).


Figura 6:
AVRO Lancaster (Wikipedia).

EL HOMENAJE TAN MERECIDO
Largamente desconocidos u olvidados, por iniciativa de las diputadas nacionales de la Coalición Cívica, Lucila Lehmann, Marcela Campagnoli y Elisa Carrió, el 6 de septiembre de 2018 la Cámara de Diputados de la Nación homenajeó a 17 de ellos en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso 8. El acto contó con la presencia de los excombatientes y sus familiares, junto al titular de la Cámara baja, Dr. Emilio Monzó, y la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Cornelia Schmidt Liermann (PRO).
Los excombatientes argentinos que recibieron diplomas en el acto fueron Eduardo Brook, Cynthia Margarita Cheesman, Stanley Rowland Coggan, Alan Ricardo Dickson, Peter Harrison, Ana Elisabeth Hume, Ian Leslie Pond Mac Donald, Colin Andrew Mc Callum, Carlos Alan Nixon, Ronald David Scott, Juan Campbell Shakespear, Ricardo José Moreno, Luis Cowes Pryor, María Chapman, Irma Ways, Antonio Zabrowsky y Ricardo Arendatz.
También participaron del homenaje los embajadores del Reino Unido, Mark Andrew Geoffrey Kent de Bélgica, Peter Maddens de Australia, Noel Campbell y representantes de las delegaciones de Rusia, Canadá, Israel, Serbia y Unión Europea. Por supuesto, el Sr. Claudio Meunier estuvo presente en la celebración.
El evento contó con la musicalización de la Banda Militar Ituzaingó, del Regimiento de Artillería 1 “Brigadier General Tomas de Iriarte”, unidad decana del Arma de Artillería del Ejército Argentino, con asiento en Campo de Mayo (Fig. 7).
Conclusión
Para el investigador curioso, una simple esquela puede dar lugar a hallazgos relevantes. En esta ocasión, nos permitió destacar la figura de uno de los miles de valientes argentinos que, dejando la tranquilidad de su patria natal, lucharon como combatientes voluntarios para salvar al mundo de la amenaza nazi.

AGRADECIMIENTOS
Sra. Silvina Ferreyra, Secretaria, Sociedad Argentina de Oftalmología.
Dr. Julio Fernández Mendy, Presidente Electo, Sociedad Argentina de Oftalmología.
Sr. Claudio G. Meunier, Historiador.
Sr. Ariel Torres, editor, columnista y productor, Diario La Nación (Buenos Aires).
Las fotos del diario La Nación han sido reproducidas con su autorización.

El autor no tiene intereses comerciales en ningún material de los presentados en este artículo.


REFERENCIAS
1. Wainsztein RD. Un aporte a la historia de las asociaciones oftalmológicas de Argentina y de la formación de posgrado. Arch Arg Oftalmo Nº6 p 6-19 Buenos Aires. 2016.
2. Pérez H. Hechos notables de la Sociedad Argentina de Oftalmología, primera parte: 1913-1942. Arch Oftalmol B Aires. 1986, enero-marzo; 61:p. 63-66.
3. Nano HD. Carta del Presidente. Arch Oftalmol Buenos Aires. 1986, octubre-diciembre; Vol 61.
4. Meunier CG. Nacidos Con Honor. Pilotos Voluntarios Argentinos en la Segunda Guerra Mundial. Grupo Abierto Comunicaciones. Buenos Aires, 2007.
5. https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/heroes-argentinos-segunda-guerra-nid2186888
6. https://www.infobae.com/sociedad/2018/09/06/reconocieron-en-el-congreso-a-los-argentinos-que-participaron-en-la-segunda-guerra-mundial/
7. https://es.wikipedia.org/wiki/Comando_de_Bombardeo
8. https://www.diputados.gob.ar/diplomacia_parlamentaria_en/eventos/2018/09/agenda_20180906.html